DERMATITIS DE LAS MANOS


El eccema de manos es una enfermedad frecuente que afecta tanto a las palmas como al dorso. Es más frecuente en algunas profesiones como: ama de casa, limpieza, hostelería, mecánicos, construcción, sanitarios. En la mayoría de los casos se debe al contacto con sustancias agresivas que causan irritación en las pieles más sensibles. La causa más común son los jabones y detergentes, sin olvidar que el agua también irrita.

 

SUSTANCIAS IRRITANTES
Uso doméstico: polvo, agua, jabones, detergentes, limpiadores, disolventes, abrillantadores, cremas de zapatos, estropajos, bayetas…

Cosméticos: champú, geles, tintes, lociones…

Cocina: carne, pescado, patata, ajo, cebolla, tomate, naranja, limón, condimentos…

Trabajos varios: trementina (aguarrás) y otros solventes, aceite, gasoil, gasolina,  pegamento, cemento, yeso…

 

EL LAVADO DE MANOS

Retire los anillos, pulseras y reloj antes de lavarse las manos, retienen sustancias irritantes. Estos elementos deben evitarse en trabajos en los que se entre en contacto con irritantes.

Utilice poco jabón y aclare con abundante agua templada.

Seque las manos de forma concienzuda incluyendo las zonas interdigitales.

Disminuya el número de lavados.

En muchos casos pueden ser útiles los sustitutos del jabón que no precisan agua y en algunas profesiones el uso de soluciones antisépticas.

 

PROTECCIÓN
Guantes

Los guantes son útiles como protección en muchos trabajos pero debe tenerse en cuenta que también pueden irritar. Usaremos diferentes tipos según el trabajo: goma, cuero, algodón. Los guantes deberán ser usados el menor tiempo posible, cuando se usen más de 10 minutos, se recomienda usar unos guantes de algodón debajo. Deben estar intactos, limpios y secos por dentro.

Se recomienda siempre que sea posible el uso de guantes del VINILO o NITRILO para evitar sensibilización al látex.

Usar guantes en la calle durante los meses de invierno.

 

Cremas de barrera y cremas hidratantes

Existen en el mercado cremas que crean una película protectora (guante blanco) ofrecen una protección adicional pero en ningún caso sustituyen a los guantes.

Las cremas hidratantes ayudan a mantener la barrera cutánea. Deben aplicarse tanto durante el trabajo como al acabar éste. Deben ser ricas en lípidos y exentas de perfumes. Se puede usar vaselina pura excepto en los casos que se deban usar guantes de látex.

 

Y recuerde:

EL TRATAMIENTO DE SUS MANOS DEPENDE DE USTED, NO ES RÁPIDO, PASARÁ UN TIEMPO HASTA QUE SUS MANOS RECUPEREN SU CAPACIDAD PARA DEFENDERSE.

Comentarios: 0

Atención: Los campos marcados con * son obligatorios.