· 

ALERGIA AL HUEVO

El huevo es de las primeras causas de alergia a alimentos en la población infantil.

La incidencia de alergia al huevo en el primer año de vida suele estar alrededor del 1,6%, o sea, que de cada 100 niños hasta los 12 meses de vida, 1 o 2 tienen alergia al huevo.

 

 

Acaban de diagnosticar a mi hijo de alergia al huevo… ¿y ahora qué?

 

Si acaban de diagnosticar a tu hijo de alergia al huevo, lo primero que viene a la mente de las madres que llegan a la consulta es si va ser alérgico al huevo para siempre. 

En general, la alergia al huevo se suele resolver de manera espontánea a los 5 años de vida entre el 50-60%.

A unos pacientes les puede durar unos meses y a otros, unos años, por lo que generalmente, los controles de alergia al huevo suelen hacerse cada 6-8 meses en consulta.

 

 

¿Tiene que evitar el huevo en cualquier presentación siempre?

 

Depende, en general, cuando se diagnostica la alergia al huevo se debe hacer exclusión total del huevo, esto quiere decir, en cualquier presentación incluido trazas o alimentos que puedan contener trazas de huevo. 

Pero hay algún grupo de niños que primero están tolerando el huevo cocido en casa y hacen la reacción con el huevo poco cocinado, clásico ejemplo, una reacción con un trocito de tortilla (que tiene partes poco cocinadas del todo) y hacen reacción. Al hacer el estudio en la consulta de alergia, si quedan dudas o existe la sospecha de que el niño pueda tolerar el huevo bien cocido como tal, se puede valorar SIEMPRE en el hospital, una provocación oral con huevo cocido y en caso que tolerase, se restringiría sólo el huevo crudo o poco cocinado. 

Por esto, siempre es importante la valoración y seguimiento por un especialista en alergia. 

 

 

¿En qué consiste el estudio de alergia al huevo?

 

El estudio alergólogico se realiza ante la sospecha de reacción por el mismo, se hacen las famosas “pruebas de alergia”, sí esas del “pinchito en el brazo”, o como mis pacientes saben “los besitos de hormiga” que se llaman PRICK TEST y se hacen con unos extractos preparados en laboratorio en los que testa la clara, yema, ovomucoide y ovoalbúmina, estas dos últimas son unas proteínas específicas de la clara que nos pueden servir como marcador de alergia persistente al huevo.

 

En segundo lugar, se suele pedir una analítica de sangre en la que se pide además de un hemograma, la inmunoglobulina E o IgE total y la IgE específica para huevo y sus componentes, esto nos ayuda poder poner un “número” a los valores de la alergia y para usarlo de punto de comparación en los controles posteriores que se le hagan al paciente.

 

En los controles de la alergia al huevo, según los resultados que tu alergólog@ considere conveniente, a veces se puede proponer un Test de provocación oral al huevo cocido, como mencioné previamente, con el objetivo de saber si el nene es capaz de tolerar el huevo cocido o algún otro umbral que considere tú medico y poder al menos introducir trazas de huevo o no.  No olvides que este paso siempre deber ser con un alérgologo y son pruebas que se hacen en hospital con personal cualificado por la seguridad del niño.

 

 

No olvides que…

 

Si estás ofreciendo lactancia materna a tu hijo alérgico la huevo, en principio, NO SE RECOMIENDA que la madre tenga que hacer una dieta libre de huevo. Recordar que cada paciente es diferente y las recomendaciones pueden variar en cada caso.

 

Con respecto a la evitación del huevo y etiquetado de alimentos, el huevo entra dentro de la legislación de los alérgenos de declaración obligatoria, por lo que si algo lleva algo derivado del huevo (lecitina, lisozima, albúmina, coagulante, emulsionante, globulina, livetina, ovomucoide, vitelina, E-161 -luteína, pigmento amarillo-, ovolivetina, tiene que decir que contiene HUEVO, así en mayúsculas y/o en negrita, por lo que se intenta hacer un poco más fácil la detección del alérgeno en el etiquetado. 

 

¡Ah! Y no está recomendada la ingesta de huevos de otras aves como codorniz, avestruz, ganso, pavo ni pato, ya que comparten proteínas con la del huevo de gallina.


Consulta a tu alergólog@

Escribir comentario

Comentarios: 0