Alergia a los ácaros del polvo

Te han diagnosticado de alergia a los ácaros del polvo, y no sabes qué son estos bichos?!

Muchos pacientes en la consulta tienen la creencia que la alergia a los ácaros es una cosa y la alergia a la humedad es otra, pues bien, esto no es así exactamente, resulta que la humedad en el ambiente es un factor importante para el desarrollo de estos bichillos, y no sólo de los ácaros, sino también de algunos hongos (de los que hablaré en otra entrada). Entonces, donde hay humedad + cierta temperatura favorecedora = aumento de ácaros. A continuación resolveré las dudas más frecuentes encontradas en la consulta acerca de los ácaros. 

 

¿Qué es el polvo doméstico?

El polvo doméstico es la principal fuente de alérgenos del interior de las viviendas, y está compuesto por escamas de piel humana, esporas de hongos, bacterias, virus, pólenes, insectos, derivados dérmicos de animales, restos de alimentos, plantas de interior y ácaros.

 

¿Qué son los ácaros?

Son artrópodos que pertenecen a la familia de los arácnidos, miden <0.3mm, son visibles sólo en microscópicos. Los ácaros del polvo doméstico son la fuente principal de alérgenos del polvo casero. Los más comunes son el Dermatophagoides pteronysinnus y el Dermatophagoides farinae.

 

¿Dónde viven los ácaros?

Viven principalmente en los colchones, almohadas, mantas, alfombras, moquetas, sofás, etc. También se encuentran en sitios donde hay cúmulo de polvo. En las zonas costeras la población de éstos aumenta de manera importante.

 

¿Cuándo se reproducen?

Las estaciones en las que habitualmente hay más proliferación de los mismos suele ser el OTOÑO y la PRIMAVERA, en ésta última, en los días lluviosos.  Pero también pueden dar problemas TODO EL AÑO.

Entre los principales factores que ayudan a su proliferación son la temperatura (de 25-35 C) y una humedad relativa a partir de 60%. No suelen sobrevivir en ambientes secos, así como en altitudes superiores a los 800 metros sobre el nivel del mar. 

 

¿Qué sintomas pueden ocasionar?

Los pacientes alérgicos a los ácaros pueden tener un amplio abanico de síntomas, que pueden ir desde conjuntivitis (picor ocular y/o lagrimeo), rinitis (estornudos, picor nasal, mucosidad, sensación de obstrucción nasal) hasta síntomas bronquiales como episodios de asma bronquial.

 

Para saber qué puedes hacer en casa para reducir la cantidad de ácaros a tu alrededor, visita el siguiente enlace.

 

Escribir comentario

Comentarios: 0